Logo de netsaluti

La "cura" del tomate

Regresar

La "cura" del tomate

Una versión artificial del pigmento que da su coloración al tomate está siendo probada en pacientes de cáncer de próstata después de resultados promisorios en animales.

Investigadores del Centro Médico Erasmo en Rotterdam, Holanda, sostienen que una forma sintética del antioxidante licopeno puede reducir la multiplicación de las células de cáncer de próstata en ratones. Esta sustancia es un pigmento vegetal presente casi exclusivamente en el tomate.

Varias opiniones científicas ya han sugerido que el consumo de licopeno tiene un efecto beneficioso sobre la salud humana al reducir la incidencia de las patologías cancerosas de pulmón, próstata y tracto digestivo. También se estima que ese antioxidante puede prevenir el síndrome de degeneración macular que causa ceguera en ancianos.


Créditos:
Fuente: netsaluti


Regresar