Logo de netsaluti

Drogas

Qué tomar para la resaca: café, cerveza, ibuprofeno y otros falsos mitos

Llega el buen tiempo y con este se aproximan días de salidas con amigos y familiares. Y es que, la primavera y el verano son las estaciones predilectas para todo tipo de eventos como las bodas, los bautizos y las comuniones, sin olvidar, la cercanía del verano y las consecuentes vacaciones.



ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Más alcohol, menos cerebro

Según un nuevo estudio, el consumo de alcohol, incluso en niveles que la mayoría consideraría moderados (unas cuantas cervezas o copas de vino a la semana), también puede conllevar riesgos para el cerebro.




El abuso de las sustancias inhalantes es causa de adicción

Las sustancias volátiles tales como el tolueno, el cual se encuentra presente en muchos productos de limpieza de uso común en las casas, o en otros productos de manufactura, tales como gomas de pegar, conocida entre los adictos a la inhalación de la misma como “pega”, son muy comúnmente utilizados por muchos niños y adolescentes para generar estados de euforia temporal y el uso continuado de estas sustancias inhalantes los conduce a un condicionamiento de uso y a la adicción a la inhalación del tolueno, sustancia química, la cual es un hidrocarburo líquido análogo al benceno, esta sustancia es empleada como solvente en la preparación de diversos colorantes, medicamentos y materiales de limpieza entre otros, principalmente es usado en la fabricación del trinitrotolueno.




El género de la persona juega un papel en los efectos de la cocaína

La cocaína es una sustancia química que actúa a nivel del sistema nervioso central y de manera muy particular activa la producción de la dopamina, la cual es una sustancia neurotransmisora que se produce a lo largo del llamado sistema dopaminérgico del cerebro medio o sistema límbico. El uso continuado de la cocaína lleva a trastornos físicos y mentales importantes en aquella persona que la consume, quien a través de un proceso de tolerancia al consumo de esta sustancia química, pasa a un proceso de adicción que la lleva a ser una persona dependiente del consumo de esta sustancia, terminando en un abuso continuado de la misma, lo que de manera progresiva y crónica, la arrastra a muchas consecuencias, como el deterioro de su persona, deterioro con palabras mayúsculas, pues realmente hasta la voluntad de vivir y de disfrutar los momentos de la vida van progresivamente desapareciendo a lo largo del proceso de drogadicción.




Las Preguntas más Frecuentes acerca de Abuso de Alcohol y Alcoholismo

El alcoholismo, también conocido como dependencia del alcohol, es una enfermedad que incluye los siguientes cuatro síntomas: Deseo insaciable: una gran necesidad o deseo compulsivo de beber alcohol. Pérdida de control: la incapacidad de dejar de beber alcohol una vez que se haya comenzado. Dependencia física: síndrome de abstinencia, con síntomas tales como náuseas, sudor, temblores y ansiedad, que ocurren cuando se deja de beber alcohol. Tolerancia: la necesidad de beber cada vez más cantidad de alcohol a fin de sentirse eufórico.




El cerebro posee un receptor capaz de prender o apagar la adicción

Son numerosas las investigaciones que hoy en día se llevan a cabo para lograr dilucidar el cómo y la razón de ser de la adicción o de las adicciones. Los investigadores tratan de encontrar la manera de desarrollar un tratamiento que sea efectivo y definitivo para el grave problema que a nivel mundial representa el alcoholismo, que actualmente, continua en franco crecimiento.