Logo de netsaluti

La ONU lanza una campaña contra la obesidad y las malas dietas

Regresar

La ONU lanza una campaña contra la obesidad y las malas dietas

La Organización Mundial de la Salud (OMS), alarmada por el creciente número de muertes vinculadas a dietas con exceso de grasa y azúcar, presentó su receta para lograr un mundo de personas en mejor condición física y con alimentación más saludable. La incidencia de las enfermedades cardiovasculares, diabetes y de ciertos tipos de cáncer - todos los cuales pueden relacionarse con dietas no saludables y la inactividad - ha crecido hasta representar el 50 por ciento de alrededor de 56,5 millones de muertes prevenibles en todo el mundo.

Y el problema es mayor en los países en vías de desarrollo, a pesar de que la nutrición inadecuada y las enfermedades infecciosas siguen siendo las causas más importantes de una mala salud en las naciones pobres, según las Naciones Unidas.

En el borrador de un plan que será presentado a los estados miembros en la asamblea de la OMS en la primavera boreal del 2004, le entidad insta a los gobiernos, empresas de alimentos y a las organizaciones no gubernamentales a trabajar conjuntamente para modificar los hábitos alimentarios.

"Un cambio profundo en el balance de las principales causas de muerte está en movimiento en la mayoría de los países", dijo la OMS, con sede en Ginebra.

"De interés particular son las dietas inadecuadas y la escasa actividad física de niños y adolescentes", agregó.

Igualmente, la OMS pronosticó que el número de casos de diabetes tipo 2, que se adquiere en lugar de heredarse, aumentará de 117 millones a 370 millones en el año 2030.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos han indicado que uno de cada tres norteamericanos nacidos en el 2000 contraerá la enfermedad.

Las propuestas, redactadas a petición de los estados miembros después de extensas consultas con gobiernos y empresas, no hizo mención a una recomendación que presentó anteriormente este año la OMS de que el azúcar no debería representar más del 10 por ciento del consumo de energía en una dieta promedio.

Ese informe, emitido junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), molestó a la industria azucarera de Estados Unidos, que había presionado en busca de un límite mucho más alto del 25 por ciento.

En meses recientes, muchas compañías multinacionales han anunciado planes para reducir en sus productos algunos tipos de grasas vegetales vinculadas a la obesidad y a enfermedades del corazón.


Créditos:
Fuente: GINEBRA (Reuters)


Regresar