Logo de netsaluti

Mucha soya: pocos bebés

Regresar

Mucha soya: pocos bebés

Las mujeres que están buscando quedar embarazadas deberían evitar el consumo de productos ricos en soya, indicó un estudio en el Reino Unido. Un reciente estudio realizado en humanos muestra que un componente encontrado en la soya, la genisteína, sabotea el "nado" de los espermatozoides hacia el óvulo.

La profesora Lyyn Fraser, del Kings College de Londres, aseguró que incluso dosis muy pequeñas de este componente en el tracto femenino "agotaría" a los espermatozoides. 

Un largo camino por nadar

La genisteína está presente en todos los productos con soya y sus derivados, tales como la leche de soya, comida vegetariana, así como comidas pre cocidas y pizzas. 

Según el estudio, algunos vegetales como las arvejas y los frijoles, también poseen genisteína. Sin embargo, los científicos aún no determinan si su presencia es significativa.

Según la profesora Fraser la genisteína acelera la reacción química que permite al espermatozoide fertilizar al huevo.

En la vida real esta reacción no se inicia hasta que el espermatozoide está muy cerca del óvulo, es decir cuando ya ha "nadado" durante algunas horas dentro del tracto femenino. 

Para cuando el espermatozoide afectado por la genisteína llega al óvulo, las probabilidades de fertilización son muy bajas

Fraser asegura que aún no se ha determinado la cantidad de soya necesaria para dañar la fertilidad en las mujeres. Sin embargo, recomendó evitar los productos ricos en este ingrediente durante los días de ovulación.


Créditos:
Fuente: BBCMundo


Regresar