Logo de netsaluti

Prediciendo pérdidas

Regresar

Prediciendo pérdidas

Con una muestra de sangre se podría determinar el grado de riesgo que tiene una mujer de experimentar un aborto no provocado. Un equipo de investigadores de Australia determinó que, semanas antes de perder al bebé, las mujeres que examinaron registraron bajos niveles de una proteína conocida como MIC 1.

Sin embargo, advirtieron que se requieren de más estudios para probar alguna relación entre las pérdidas y la proteína.

Esta proteína es producida por el cuerpo y su presencia es detectada en muestras de sangre.

En la publicación, "The Lancet", los investigadores expresaron que "es tentador especular" que bajos niveles de MIC 1 pueden ser los culpables de los abortos no provocados.

Causa desconocida

Cada año cientos de mujeres sufren perdidas en el embarazo pero las causas siguen siendo un misterio.

Frecuentemente la causa de los abortos espontáneos se encuentra en un problema genético muy sutil, el cual no permite que el feto se desarrolle normalmente. Pero es poco probable que ocurra la próxima vez que una pareja intente tener un bebé.

Sin embargo, hasta un 1% de mujeres sufren de recurrentes pérdidas durante el embarazo.

Algunas de estas se deben a constantes fallas genéticas en el embrión.

Existen pruebas que muestran que el sistema inmunológico de la gestante intenta destruir al embrión porque cree que se trata de un elemento invasor.

Los científicos están investigando la compleja interacción entre los químicos de la placenta en desarrollo y los de la gestante, los cuales están diseñados para mantener estable al sistema inmunológico.

Se espera hallar un factor físico común entre las mujeres que sufren pérdidas durante el embarazo.

Cautela

No todos los embarazos son exitosos y se investigan las causas de esto. Recientes hallazgos hechos en la Universidad de Monash en Victoria, Australia y la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sidney podrían tener la solución.

Los investigadores compararon muestras de sangre que les fueron sacadas a 100 mujeres quienes luego tuvieron abortos espontáneos.

Estas muestras se compararon con las de 200 mujeres que sí alumbraron exitosamente.

Se halló que los niveles de la proteína MIC 1 eran sustancialmente menores en el grupo que abortó.

El profesor asociado, Euan Wallace, uno de los investigadores, dijo que los resultados deben interpretarse con cautela.

"Quisiéramos pensar que esta puede ser la causa pero no lo hemos comprobado, a estas alturas es solo una especulación", dijo Wallace.
Créditos:
Fuente: BBCMundo


Regresar