Logo de netsaluti

Ácido fólico para prevenir o mitigar determinados trastornos

Regresar

Ácido fólico para prevenir o mitigar determinados trastornos


Las noticias sobre el potencial de los suplementos de ácido fólico para prevenir o mitigar determinados trastornos y un hallazgo preocupante sobre su utilización en mujeres embarazadas, dieron lugar a la tendencia clínica de esta semana.

Tal vez lo más destacable sea que un estudio que se ajustó a múltiples factores reveló que el ácido fólico prescrito, una forma sintética de la vitamina B9, puede ayudar a disminuir los pensamientos suicidas.

En el estudio se utilizó una base de datos de reclamaciones relacionadas con la salud que incluía 164 millones de participantes. La cohorte incluyó a 866.586 adultos (81,3% mujeres; 10,4% de 60 años o más) que surtieron una receta de ácido fólico entre 2012 y 2017. La mayoría de las prescripciones de ácido fólico se relacionaban con trastornos dolorosos. Casi la mitad (48%) fueron de un solo fármaco a una dosis de 1 mg/día, el límite superior tolerable para los adultos. Se efectuó seguimiento de los participantes por 24 meses. Durante el estudio, la tasa global de eventos de suicidio fue de 133 por cada 100.000 habitantes. Tras ajustar edad, sexo, diagnósticos relacionados con el comportamiento suicida y deficiencia de ácido fólico, antecedentes de medicamentos reductores del folato y antecedentes de eventos de suicidio, el hazard ratio (HR) estimado para los eventos de suicidio cuando se tomaba ácido fólico era de 0,56 (intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 0,48 a 0,65), lo que representaba una reducción de 44%. Los autores señalaron que esto puede ser una subestimación, puesto que el estudio sólo captó el ácido fólico prescrito y algunos pueden haber tomado también productos de venta libre. Los expertos advierten que se necesitan más análisis antes de generalizar el uso del ácido fólico en pacientes con síntomas depresivos.

El ácido fólico también puede desempeñar un papel en la prevención o el retraso de la progresión del hígado graso. Los investigadores descubrieron que los niveles elevados de homocisteína en sangre se correlacionan fuertemente con la gravedad de la esteatohepatitis no alcohólica. Por ello, señalan que la administración de suplementos de vitamina B12 y ácido fólico puede ser beneficiosa. Asimismo, observaron que cuando la homocisteína se une a la proteína sintaxina 17 (Stx17), bloquea la proteína para transportar y digerir la grasa, un proceso conocido como autofagia. Esto, a su vez, induce al desarrollo y la progresión del hígado graso a la esteatohepatitis no alcohólica. En modelos preclínicos, la administración de suplementos de vitamina B12 y ácido fólico aumentó los niveles hepáticos de Stx17, restableció su función en la autofagia, frenó la progresión de la esteatohepatitis no alcohólica e invirtió la inflamación y la fibrosis hepáticas.

La suplementación con ácido fólico también puede mejorar los aspectos histopatológicos de los trastornos precancerosos gástricos, incluidas la metaplasia intestinal y la atrofia de la mucosa gástrica. Los autores de un reciente metanálisis señalaron que la evidencia señala el posible uso clínico del ácido fólico en el tratamiento de los trastornos precancerosos gástricos. El análisis incluyó 13 ensayos controlados aleatorizados en los que participaron 1.252 adultos con trastornos precancerosos gástricos que vivían en China. Un metanálisis de cinco estudios mostró un efecto positivo estadísticamente significativo del tratamiento con suplementos de ácido fólico sobre la atrofia de la mucosa gástrica (relative risk [RR]: 1,61; IC 95%: 1,07 a 2,41). Un metanálisis de dos ensayos mostró un efecto estadísticamente significativo del ácido fólico sobre la reversión de la metaplasia intestinal (RR: 1,77; IC 95%: 1,32 a 2,37). Sin embargo, la suplementación al parecer no alivió los síntomas de los trastornos precancerosos gástricos.

No todas las noticias actuales sobre el ácido fólico son tan positivas. Un estudio reciente con datos de un registro escandinavo de más de 3 millones de embarazos mostró que la exposición prenatal a altas dosis de ácido fólico conlleva un riesgo de más del doble de cáncer en los hijos de madres con epilepsia. De los 27.784 niños nacidos de madres con epilepsia, 5.934 (21,4%) estuvieron expuestos a altas dosis de ácido fólico (dosis media: 4,3 mg), observándose 18 casos de cáncer expuestos en comparación con 29 casos de cáncer no expuestos, lo que arrojó un HR ajustado de 2,7 (IC 95%: 1,2 a 6,3). El riesgo absoluto tras la exposición fue de 1,5% (IC 95%: 0,5% a 3,5%) en los hijos de madres con epilepsia que estuvieron expuestos a altas dosis de ácido fólico, en comparación con 0,6% (IC 95%: 0,3% a 1,1%) en los hijos de madres con epilepsia que no lo estuvieron. La exposición prenatal a altas dosis de ácido fólico no se relacionó con un mayor riesgo de cáncer en los hijos de madres sin epilepsia.

Desde el potencial para mitigar el riesgo de suicidio, prevenir o retrasar la progresión de las alteraciones del hígado graso y mejorar los trastornos precancerosos gástricos hasta las preocupantes noticias sobre su uso en madres con epilepsia, las noticias sobre el ácido fólico captaron un considerable interés y lo volvieron la Tendencia clínica de la semana.


Créditos:
Fuente: Medlineplus
Imágen principal: Freepik


Regresar

COLABORADOR de contenido
formulario

Si usted es Profesional de la Salud y desea dar a conocer sus trabajos de investigación, conviértase en miembro de nuestro selecto grupo de Colaboradores de Contenido.

Complete el siguiente formulario:


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
últimos videos / YouTube

Los 5 alimentos  favoritos de nuestro  cerebro

Los 5 alimentos favoritos de nuestro cerebro


+ MÁS VIDEOS   |   visita nuestro canal de YouTube