Logo de netsaluti
Ultrasonido para predecir cáncer de ovario

Regresar

Ultrasonido para predecir cáncer de ovario


Se diagnostican unos 3.300 casos anuales de cáncer de ovario, lo que representa el 5,1 por ciento de los cánceres entre las mujeres. Las técnicas de imagen podrían ayudar a predecir el cáncer de ovario, uno de los tumores más mortales debido a que la mayoría de los casos se diagnostica tardíamente por la ausencia de síntomas.

Según un estudio publicado en la revista «Radiology», la aparición de lesiones ováricas en la ecografía es un síntoma eficaz del riesgo de cáncer que puede ayudar a las mujeres a evitar cirugías innecesarias.

El cáncer de ovario es el más mortal de los cánceres ginecológicos. En España, se diagnostican unos 3.300 casos anuales de cáncer de ovario, lo que representa el 5,1 por ciento de los cánceres entre las mujeres, por detrás de los de mama, colorrectales y de cuerpo de útero

La caracterización de las lesiones anexiales, o bultos o quistes cerca del útero, en el examen de ultrasonido es crucial para el manejo adecuado de la paciente, ya que algunas lesiones anexiales pueden convertirse en cáncer, mientras que muchas otras son benignas y no requieren tratamiento.

 

En España, se diagnostican unos 3.300 casos anuales de cáncer de ovario, lo que representa el 5,1 por ciento de los cánceres entre las mujeres

«Basándonos en las características que vemos en la ecografía, tratamos de evaluar si un hallazgo necesita más análisis y hacia dónde debe ir el paciente a partir de ahí», afirma el autor principal del estudio, Akshya Gupta, de la Universidad de Rochester en Rochester (EE.UU.). «Hay muchos matices porque las lesiones pueden ser difíciles de evaluar».

Los sistemas de estratificación de riesgo actuales funcionan bien, pero sus múltiples subcategorías y su enfoque multifacético pueden dificultar su dominio para los radiólogos en prácticas clínicas ocupadas.

En el nuevo estudio, Gupta y sus colegas evaluaron un método que usa imágenes de ultrasonido para clasificar las estos quistes en una de dos categorías: clásicos o no clásicos.

Las lesiones clásicas son las que se detectan comúnmente, como los quistes llenos de líquido, que tienen un riesgo muy bajo de malignidad. Las lesiones no clásicas incluyen lesiones con un componente sólido y flujo sanguíneo detectado en la ecografía Doppler. Un enfoque clásico versus no clásico para estas lesiones podría ayudar a los radiólogos en una práctica clínica ocupada a evaluar más rápidamente una lesión.

«Esperamos que mediante el uso de las funciones de ultrasonido podamos clasificar qué pacientes necesitan imágenes de seguimiento con ultrasonido o resonancia magnética y qué pacientes deben ser derivados a cirugía»

Los investigadores observaron 970 lesiones anexiales aisladas en 878 mujeres, con una edad media de 42 años, con un riesgo promedio de cáncer de ovario, lo que significa que no tenían antecedentes familiares ni marcadores genéticos relacionados con la enfermedad.

De las 970 lesiones, 53 (6%) fueron malignas. El enfoque de categorización basado en ultrasonido clásico versus no clásico logró una sensibilidad del 92,5 % y una especificidad del 73,1 % para el diagnóstico de malignidad en el cáncer de ovario.

La frecuencia de malignidad fue inferior al 1% en lesiones con características ecográficas clásicas. Por el contrario, las lesiones que tenían un componente sólido con flujo sanguíneo tenían una frecuencia de malignidad del 32 % en el grupo de estudio general y del 50 % en los participantes del estudio que tenían más de 60 años.

«Si tiene algo que sigue los patrones de imágenes clásicos descritos para estas lesiones, entonces el riesgo de cáncer es realmente bajo», afirmó Gupta. «Si tiene algo que no tiene una apariencia clásica, entonces la presencia de componentes sólidos y, en particular, la presencia de flujo sanguíneo Doppler es realmente lo que aumenta el riesgo de malignidad».

Cuando se encuentra una lesión benigna clásica, los pacientes pueden estar seguros de que existe una lesión benigna, evitando un estudio extenso adicional. Si investigaciones adicionales respaldan los hallazgos del estudio, entonces el sistema podría terminar siendo una herramienta útil para los radiólogos que ahorraría a muchas mujeres los costos, el estrés y las complicaciones de la cirugía.

«Esperamos que mediante el uso de las funciones de ultrasonido podamos clasificar qué pacientes necesitan imágenes de seguimiento con ultrasonido o resonancia magnética y qué pacientes deben ser derivados a cirugía», asegura Gupta.

Si bien estos hallazgos en los exámenes de ultrasonido de diagnóstico ofrecen información valiosa sobre la clasificación, no se ha demostrado que el ultrasonido sea beneficioso específicamente como examen de detección del cáncer de ovario.


Créditos:
Fuente: abc/salud


Regresar

COLABORADOR de contenido
formulario

Si usted es Profesional de la Salud y desea dar a conocer sus trabajos de investigación, conviértase en miembro de nuestro selecto grupo de Colaboradores de Contenido.

Complete el siguiente formulario:


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
últimos videos / YouTube

Los 5 alimentos  favoritos de nuestro  cerebro

Los 5 alimentos favoritos de nuestro cerebro


+ MÁS VIDEOS   |   visita nuestro canal de YouTube